Proyecto 300 ladrillos

Tenemos la oportunidad única de ser protagonistas de la refundación de la Comunidad Jerusalem.


Quienes sostenemos los proyectos institucionales que funcionan en el actual predio de la Comunidad Jerusalem nos comprometemos a comprar dicho terreno.


Queremos ser propietarios del espacio físico.


Donde más de 10000 chicos estudiaron en las aulas del colegio.
Donde más de 2000 parejas concretaron su Jupa en su bellísima Sinagoga.
Donde más de 20000 Iehudim tuvieron, al menos, una conexión espiritual en las ceremonias religiosas y Minianim que se generaron a lo largo de la historia en su Shil.


Empecemos a reescribir la historia


Siendo la única Sinagoga Masorti, de Parque Patricios y su zona de influencia, nos miramos entre quienes somos y nos marcamos hacia un camino de continuidad judía.


UN LADRILLO TUYO, ES UN PASO MÁS CERCA.


Completá el formulario para adquirir un ladrillo, que luego formará parte del mural que creará un artista plástico, para hacer realidad esta metáfora.






¿Cuánto cuesta comprar 1 (un) ladrillo?
1000 u$d - Su equivalente en pesos según la cotización del 15 de marzo de 2018.
¿Quién junta el dinero recaudado?
La DAIA instrumentará la administración, mediante una cuenta bancaria, para atesorar los fondos previa transferencia al momento de la compra.
¿Qué pasa si no se juntan los 300 ladrillos?
Toda donación comprometida no te será solicitada en caso de no llegar a recaudar el dinero necesario para la compra de la propiedad.
¿Qué estamos comprando por el valor total mencionado?
La totalidad del edificio de la Comunidad Jerusalem, cita en calle 24 de Noviembre 1440, donde funciona su histórica sinagoga, en las dos parcelas edificadas en las alturas 1440 y 1434 de dicha calle.
¿Quiénes llevan adelante este proyecto?
Quienes con denodado esfuerzo han y están manteniendo en buen estado de conservación y cuidado el templo con sus demás instalaciones sumando a todos los asuntos educacionales vinculados de la comunidad, a fin de procurar los medios, fondos y esfuerzos necesarios para el sostenimientos de los valores judíos en todas sus formas.
¿Quién quedará como dueño del bien una vez comprado el edificio?
La nueva Asociación Civil inscripta en la IGJ, donde están todos invitados a asociarse para ser parte del proyecto.
¿Puedo comprar medio ladrillo o cierto porcentaje?

No, pero podés comprar entre varias familias, amigos y/o camadas de ex alumnos.
¿Puedo donar un monto específico que supere o no alcance al valor de un ladrillo?

No, pero se puede adquirir más de un ladrillo entre varias familias, donantes, amigos y/o camadas de ex alumnos.
¿Por qué hacemos una campaña a toda la comunidad judía?
Porque es la última oportunidad de ser propietarios del edificio que contiene la Sinagoga de la Comunidad Jerusalem.
¿Porque nos movilizamos como miembros del Movimiento Masorti?
Porque somos parte del Movimiento Masortí-Conservador, que en la Argentina lo fundó nuestro maestro el Rab Marshall T Mayer Z”L, creemos en un Judaísmo pluralista e inclusivo, dónde hombres y mujeres tenemos los mismos derechos a la hora de las prácticas religiosas. Y queremos mantener el Templo con dichas prácticas.
¿Por qué se vende el edificio y por qué debemos comprarlo?
Porque se llegó al final de la instancia judicial que cierra el ciclo de lo vivido hace 20 años. Hoy tenemos la oportunidad única de realizar dicha compra.
¿Por qué no lo compra otra comunidad u otra organización judía?
Porque queremos seguir siendo Comunidad Jerusalem y estamos abiertos a trabajar en conjunto con organizaciones que quieran sumarse manteniendo nuestra identidad comunitaria en vuestra sinagoga y en sus respectivas áreas.